acreditacion histogeo

Las instancias han conllevado distintas etapas de trabajo, en las que han participados distintos actores claves de la comunidad universitaria y externa.

Con el propósito de mejorar los procesos académicos e institucionales, la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía ULS, se encuentra preparando las diversas acciones contempladas para enfrentar una nueva etapa de autoevaluación, con miras a su acreditación en enero de 2020.

“Las acciones concretas se remontan hace tres años atrás cuando presentamos una planificación para el proceso de autoevaluación próximo, el que consideró las debilidades manifestadas en el proceso anterior. Se conformó el equipo de autoevaluación de la carrera, coordinada por la Dirección de la Escuela de HistoGeo, académicos de cada área de la carrera y por supuesto con el apoyo de la Decanatura de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas, quien dirige este proceso”, explicó la Directora de la Escuela, Dra. Sandra Álvarez.

De esta manera, durante marzo se encuestó a los actores claves, el que contempla a estudiantes, académicos yegresados, quienes retroalimentaron aspectos relevantes de la carrera. Por lo demás, el equipo se encuentra preparando el informe de autoevaluación, el que debe entregarse en el mes de junio.

Cabe recordar, que desde la entrada en vigencia de la Ley 20.903, que crea el Sistema de Desarrollo Profesional Docente, la acreditación de las carreras de Pedagogías es un requisito obligatorio que debe cumplir toda institución universitaria. El proceso implica una supervisión respecto a los criterios y orientaciones establecidos por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) referente a aspectos formativos, de vinculación con el medio, cuerpo académico e infraestructura y a la mejora de resultados basados en las evaluaciones diagnósticas aplicadas en primer y penúltimo año de la carrera.

“Hoy día nos encontramos frente a un marco más riguroso y exigente, estamos al amparo de una Ley que regula el ejercicio profesional docente, por tanto, esta acreditación nos resulta más significativa. Además, tiene un simbolismo distinto a las anteriores, porque coincide también con el aniversario número 50 de la carrera, la que se ha caracterizado por tener una tradición pedagógica que ha impactado al entorno educativo de las regiones de Atacama y Coquimbo durante todos estos años”, enfatizó la Directora.

En ese sentido, el gran desafío que tiene la carrera es precisamente adecuarse a la política pública en cuanto a la formación inicial de profesores y respecto a las necesidades que exige el sistema educativo.

Dentro de las próximas acciones a realizar, se espera el sensibilizar a la comunidad universitaria y externa sobre la importancia del proceso, al ser agentes activos de éste, y esperar la visita de pares evaluadores durante el segundo semestre 2019.

Subir